Hoy esseptiembre 18, 2020

Histórico: Caída del precio del petróleo alcanzó valores negativos

El pasado 20 de abril del presente año, por primera vez en la historia el precio del barril de West Texas Intermediate (WTI) presentó valores negativos, cerrando en bolsa en -37.63 USD. El WTI es el crudo que se transa en Estados Unidos -un crudo más pesado que el BRENT-. Pero ¿qué explica la tan semejante caída del precio del WTI? Bueno, para entender realmente lo que sucede es necesario tener claro al menos los cuatro siguientes canales:

  1. Fecha última para celebrar contratos futuros –Backwardation-

La comercialización del petróleo como la de otros bienes, se hacen en mayoría a contratos futuros. Es decir, en este caso, la mayoría de los productores y compradores pactan un precio del barril a inicio de año con una promesa de entrega en una fecha determinada. Esto permite a ambas partes disminuir los riesgos de fluctuación del precio. Así qué como primer parámetro importante, el precio cotizado en bolsa de WTI para el 20 de abril, corresponden a contratos ya establecidos con anterioridad y que su fecha de vencimiento fue el martes 21 de abril. Quien tenga vigente un contrato después de la fecha, tendrá que hacerse cargo el crudo cual le entregarán el siguiente mes.

  1. Hay un exceso de oferta del crudo nivel mundial

La pasada tensión entre Rusia y Arabia Saudita en cual ninguno de los dos países estuvo dispuesto a bajar la producción de barriles y amenazaron con aumentar la producción, trajo como consecuencia una caída el 30% en el valor, creando un ambiente nada alentador para los siguientes meses. No obstante, gracias a las presiones de Estados Unidos -de poner sanciones o aranceles al crudo proveniente de Arabia Saudita si no ayudaba a la crisis actual con una disminución de la producción del crudo-, logró establecer un pacto para la disminución de la producción de barriles -a 9.7 millones de barriles diarios- empezando en el mes de mayo progresivo hasta el año 2022.

  1. Bajo consumo a nivel mundial de petróleo

Dado la presente crisis del COVID-19, ha obligado a los países a ralentizar su economía y como consecuencia una baja importación del crudo auspiciado por el bajo consumo de este. El confinamiento -la política más común en los diferentes países- ha traído un decrecimiento en el consumo de combustibles, gases, asfaltos entre otros derivados del crudo. Como resultado final, ha aumentado el inventario en muchos países y la necesidad de este no ha sido prioritaria.

  1. Los depósitos en Cushing

Los depósitos de Cushing (depósitos de petróleo de Oklahoma) están llegando a su capacidad física máxima debido a la gran cantidad de inventario que presentan. Los compradores de crudo de Estados Unidos optan por guardarlos en Cushing, Oklahoma, según la consultora Genscape estos depósitos han aumentado en un 9% la semana de abril terminada el día 17. Una práctica muy realizada por especuladores es compra crudo a un precio bajo, guardarlo en estos depósitos y luego salir a venderlos al mercado una vez estos aumenten el precio. Sin embargo, dado la baja capacidad física de almacenamiento actual, hace que este tipo de práctica sea muy costosa y la atípica comercialización en la cual se encuentra el mundo, genera negocio altamente riesgo.

En conclusión, no es que el crudo no tenga valor – como algunos políticos colombianos han salido a declarar- ha sido realmente un descuadre entre oferta y demanda -provocado por la coyuntura del COVID-19-, un claro ejemplo de no regulación automática del mercado. El exceso oferta por la gran producción actual, la baja demanda por el decrecimiento del consumo y la capacidad a tope de los depósitos de Cushing han traído finalmente un desplome épico e histórico en los precios del WTI. Por otro lado, el precio negativo presentado en la cotización obedece al valor que están dispuesto a pagar la parte compradora -que ya negoció en el pasado- del crudo para deshacerse de este material, solo siendo válido para los contratos del mes de mayo. Por último, cabe resaltar que según expertos se espera un repunte en el precio las próximas semanas, una vez comience a reactivarse la economía, aumente el consumo de los derivados del petróleo y baje la producción diaria de barriles según el acuerdo con la OPEP.

Por: Eric Pacheco - Ministerio de Vivienda

Deja tu Comentario

Share